ALBERTO CARRERA TORRES

Profesor y militar revolucionario. Nació Atarjeas, rancho del municipio de Bustamante, Tamaulipas, siendo sus padres fueron Candelario Carrera y Juana Torres. Hizo sus estudios primarios en la escuela Benito Juárez, de Tula, Tamaulipas cuyo director era el profesor Manuel Villasana Ortiz, quién ejerció sobre Alberto una sana influencia en esos días. Se incorporó a dicha escuela como profesor e impartió instrucción primaria en Bustamante. Conoció los manifiestos del Partido Liberal Mexicano de los hermanos Flores Magón que publicó El Tulteco en 1906; daba pláticas a sus alumnos y a campesinos de la región haciendo críticas del régimen porfirista antes de iniciarse la revolución. Se le aprehendió en una ocasión, estudió leyes por su cuenta y abrió un bufete jurídico en Tula en 1909, adhiriéndose al movimiento político maderista en ese mismo año. A fines de 1910 organizó un pequeño cuerpo revolucionario en la región, habiendo asaltado y saqueado la ciudad de Tula el 21 de mayo de 1911, instalando un ayuntamiento que puso a las ordenes de Francisco I. Madero. Cuando fueron asesinados el presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez, Carrera Torres se lanzó a la revolución; en las sierras limítrofes de Tamaulipas y San Luis Potosí, expidió el 4 de marzo de 1913, una ley ejecutiva de reparto de tierras, que es el primer ordenamiento legal agrario de la república, ley en la que desconoció el gobierno de Victoriano Huerta. En su campaña antihuertista ocupó las plazas de Jaumave y Miquihuana primero y después la de Tula. A fines de 1913 y principios del siguiente año siguió su campaña en San Luis Potosí con buenos resultados formando parte del ejército de noreste al mando del General Pablo González. Sus tropas y las de Jesús Carranza tomaron la capital potosina el 20 de julio de 1914 y días después Carrera ocupó las plazas de Guanajuato, Irapuato, León y Celaya, contribuyendo eficazmente al triunfo de la revolución. Se le comisionó al Istmo y a Yucatán donde licenció a las tropas federales e instaló gobernador como lo hizo también en Campeche. Al surgir la gran división entre los revolucionarios, Carrera Torres se sumó a los convencionistas de Aguascalientes y regresó a Tula. Atacó a los carrancistas siendo rechazado en enero de 1915 y después expulsado de Tula donde se había replegado. En 1916 se entregó a Cárdenas, a fuerzas al mando del General Pablo González, siendo aprehendido y se le trasladó a San Luis Potosí y de allí a otras ciudades como prisionero, fusilándosele en Ciudad Victoria el 16 de febrero de 1917, por acuerdo de un ilegal consejo de guerra que allí se instaló. Se anota que sus hermanos y padres contribuyeron a la causa de la revolución. (Alcocer Andalón, Alberto: El general y profesor Alberto Carrera Torres; Covián Martínez, Vidal: Alberto Carrera Torres, idealista de la revolución).

Regresar